Domingo, 03 de febrero de 2013


EUROPE: A FAVOR O EN CONTRA DE LOS 80S?



RADIO METAL // ENTREVISTA A JOHN NORUM







Aunque la banda no tiene ninguna intención de sacar su mayor éxito comercial de su repertorio y aún se divierten al tocarlo, Europe lo ha superado. John Norum confiesa que no le gusta la versión de estudio del mencionado álbum, con la producción típica de los años 80s, una época que al guitarrista no le agrada en lo absoluto. En este sentido, habría preferido un sonido más cercano al que la banda ha conseguido desde su reunión en 2004, una evolución real que culmina por el momento con los riffs pesados y el blues de su último disco, “Bag Of Bones”.

El músico resultó ser un buen entrevistado: sus respuestas son sencillas y amables, aunque nunca pierde de vista su particular forma de pensar, como cuando expresa que “los 80s fueron para mí el peor momento para el rock; hubo cosas muy cursis por esos años, algunas realmente muy malas”.



Radio Metal: El enfoque de los riffs en “Bag Of Bones”, salvo algunas excepciones, es muy 70s. Joey lo ha descripto como “un álbum de hard rock clásico con el blues tocando a la puerta", y agregó que era como una precuela del primer trabajo discográfico de la banda. Quiere esto decir que Europe se siente más cerca musicalmente de los 70s que de los 80s?


John Norum: Todos los discos editados en los 70s son sorprendentes, el rock clásico se hizo durante esa década. Los 80s fueron para mí el peor momento para el rock; hubo cosas muy cursis por esos años, algunas realmente muy malas. Como verás, no soy fan de los 80s, mi época favorita son los 70s, incluso los 60s, que es con lo que me crié. Es en ese momento en realidad, cuando aprendes, te inspiras y te sientes influenciado por lo que escuchas. Y porque a medida que vas creciendo, ya no escuchas cosas nuevas, si no que vas como volviendo a lo básico.

RM: Mic Michaeli ha grabado casi exclusivamente el sonido Hammond en este trabajo. Es para  “extraer” del sonido de la banda, aquellos teclados kitsch de los 80s?

JN: Lo dudo, es más bien porque se necesitaba un sonido más orgánico. Los sintetizadores pueden ser demasiado fríos, por el contrario el sonido Hammond es algo muy cálido, envolvente, así que fue por eso.

 

RM: Cuán responsable eres del blues en este disco? Cuánto has influenciado en la dirección de este trabajo?


JN: Es probable que lo haya sido, tal vez. A los demás también les gusta el blues y sé que les encanta este disco, quizá los haya inspirado. Igualmente este trabajo está compuesto mayormente por Joey. Escuchamos muchas bandas, la influencia quizá no es directa, palpable, pero sí la inspiración hace que se vaya en una u otra dirección. Tal vez mis discos les gusten a Joey! (risas!!)


RM: Europe estará por siempre asociado a los 80s. Crees que surgieron en la década equivocada?

JN: No, en realidad no lo creo. Creo que fuimos muy afortunados de poder empezar nuestra carrera en los 80s, y si no hubiésemos editado TFC, seguramente hoy no estaríamos aquí. Cuando lo hicimos era el disco perfecto en el momento perfecto, pertenece a esa era y fue un gran éxito. Estamos muy agradecidos por ello, ese álbum nos ha dado todo lo que vino después. Al día de hoy, nos convocan de muchos festivales importantes, sólo por esa canción. Entonces se nos dan oportunidades a las que de otra manera no podríamos acceder. Está en nosotros demostrar todo lo que somos una vez que subimos al escenario. Cuando ves a la banda en vivo hoy, te das cuenta de que la historia es otra. Somos una buena banda de rock, estamos cada vez mejor y tratamos de mejorar todo el tiempo. Todavía tenemos un largo camino por recorrer, y nunca dejamos de trabajar en ello.

RM: "Drink & A Smile” rápidamente me recuerdó a "Battle Of Evermore" y “Not Supposed To Sing The Blues" a "Kashmir", ambos temas de Led Zeppelin. Es casualidad? Fueron esas canciones influyentes?

JN: Realmente no lo creo. Nunca es intencional hacer algo así. No estamos tratando de copiar a nadie, no me gusta copiar a nadie, y tampoco creo que tengamos que hacerlo. Somos bastante originales en cuanto a nuestras melodías, la voz de Joey es distintiva. No sé si tiene que ver directamente con Zeppelin, sino más bien con los 70s.  Estamos influenciados por esas bandas y es lógico que este disco haya tomado ciertas características de ese sonido. Y también tiene mucho que ver con la producción, que nos dio ese sonido gordo, cálido de los 70s. “Drink & A Smile” puede ser que suene como Zeppelin, pero te aseguro que fue casualidad!! (risas).

 
RM: Kevin Shirley produjo este trabajo y ustedes no participaron para nada de la producción. Fue él capaz de conseguir algo que ustedes no podían por sí mismos?


JN: Sí, definitivamente. Lo hace de una manera única, nunca habíamos trabajado así antes, y pensamos que sería bueno probar algo nuevo. Aunque en realidad es algo muy, muy viejo: grabar todos juntos, al mismo tiempo, en un mismo estudio, en vivo. Cómo se hacía en los 60s y 70s, varias tomas, seleccionábamos las mejores y listo, seguíamos con otra canción. Kevin hizo que todo cobre vida, tuvo grandes ideas para los arreglos, es muy bueno.




RM: Y dejarle el mando a alguien más, para vos, es un alivio o más bien es algo frustrante por no saber qué sucederá?

 

JN: Honestamente, por momentos  puede ser frustrante. A veces, tener ideas diferentes sobre ciertos puntos es estresante. Pero, hace años que nos manejamos democráticamente: si hay desacuerdo con algo, se somete a votación y la mayoría gana. Así que,  si 3 queremos algo y los otros 2 no, vamos con lo que quieren los 3 (risas!!). Ojo, es algo que se tiene que aprender. Hay que aprender a ceder y mirar hacia adelante con ciertas cosas. Quizá haya cosas que yo piense que están bien, pero puedo estar equivocado. Para hacer lo que quiero, tengo mis discos solistas, en los cuales tomo todas las decisiones. Si quieres ser parte de una banda tienes que tener ese compromiso.


RM: Sientes hoy a Europe, más cerca de bandas como Chickenfoot o Black country Communion, que tienen ese enfoque más a lo básico, más natural a la hora de componer, producir y grabar sus trabajos?

 

 JN: Definitivamente. Eso es lo que queríamos hacer esta vez y por eso mismo elegimos a Kevin, porque sabíamos perfectamente cómo trabaja con esas bandas. Es uno de nuestros productores favoritos así que finalmente poder trabajar con él fue genial. Y hemos querido reflejar eso en este disco, porque hemos hecho tantos shows a estas alturas, miles, que no necesitamos probar nada a la hora de tocar, podemos entrar a un estudio y grabar de una, no tenemos que fingir ni pretender nada. Ya no tenemos que acudir a las computadoras para arreglar nuestros defectos, por suerte! (risas!!)

 

RM: Cuando vemos los créditos en las canciones, sorprende que seas responsable por sólo dos de ellas en este disco. Actualmente, cómo trabajan la parte compositiva?


JN: En realidad los créditos no muestran cabalmente el proceso creativo o el mayor o menor aporte que uno haga. Todos nosotros aportamos muchas cosas en cuanto a sonido, sobre todo en este álbum. Cualquiera puede traer un riff sobre el que los demás suman y construyen más tarde una canción, pero es el primero quién se lleva el crédito “oficial”. Pero todo el mundo aporta ideas, arreglos, todo. De todas maneras tienes razón, yo no escribí mucho para este álbum porque estuve muy ocupado cuidando a mis hijos (risas!!!). Es muy probable que muchas de las cosas que escribo no se ajusten a las necesidades de la banda, estoy componiendo casi exclusivamente blues en la actualidad, blues rock para ser preciso, y todo eso va a estar incluido en mi nuevo disco que saldrá este año.


RM: Cuando “Start From The Dark” se editó, tomó a todos por sorpresa por sus pesados riffs y sus afinaciones  graves. En algunos pasajes breves, podemos escuchar algo de esto en “Bag Of Bones” también. Cómo es que terminaste afinando de esa manera para Europe en primer lugar? Era un esfuerzo consciente por modernizar el sonido de la banda al momento de regresar?


JN: Verdaderamente no. Yo participé mucho en ese álbum, tenía un montón de riffs y de demos de canciones en los que venía trabajando desde hacía un tiempo. Cuando empezamos a trabajar en lo que sería el retorno de Europe, le mandé todo eso a Joey, por lo menos era material como para 10 temas.  Él tomó todo lo que le gustó y sobre eso empezó a escribir para el álbum. Al principio no creí que algo de eso fuera a gustarle o a servirle para la banda, era todo muy oscuro, pero era lo que yo estaba haciendo en ese momento, sin embargo,  al parecer le gustó mucho y el disco resultó en esa atmósfera pesada, doom.  Nunca tuvimos un gran plan maestro sobre cómo íbamos a hacer cosas, nunca planeamos cómo va a ser el próximo disco. Estamos preparados mentalmente para cualquier cosa. Una buena canción, es una buena canción. Puede ser una canción pop, reggae, metal, doom metal, industrial, lo que sea. Si nos gusta, lo vamos a hacer. No estamos atrapados en un estilo específico, ni queremos estarlo, somos capaces de componer y tocar cualquier cosa.


RM: Son una banda muy activa, han sacado 4 discos en 8 años y han girado incansablemente. Sin embargo, hay gente a la que cuando le hablas de Europe te dice: Es que todavía están vivos? En serio?. Y la gran mayoría, sólo los sigue viendo como la banda de los 80s que toca TFC… Cuáles son tus sentimientos frente a eso?

JN: Bueno, creo que es hora de que las personas salgan de la cueva donde han estado viviendo  y reparen en el hecho de que estamos en el siglo XXI!! (risas!!). Pero sí, es algo que sucede en todos lados. Si no están inmersos en la actualidad de la música, es obvio que sólo nos recordarán por aquello. De todas formas, la gente que nos interesa, los que escuchan rock y asisten a conciertos, saben perfectamente que estamos de vuelta desde hace ya varios, por los demás no me preocupo para nada.


RM: Sin ir más lejos, en el Hellfest 2009, muchos esperaban ver a la banda soft de los 80s y se sorprendieron gratamente al escuchar esos riffs pesados y guitarras potentes, fue muy graciosa la reacción del público!


JN: Así es… Creo que hoy en día ya todo el mundo conoce este nuevo sonido y ya se acostumbraron a él. De todas formas no tienen opción, se han tenido que acostumbrar a la fuerza. Europe no va a volver a ser lo que fue en 80s, no vamos a volver a hacer un álbum como los que hicimos en los 80s. Tenemos que seguir adelante y avanzar. Eso siempre ha sido algo muy  bueno en esta banda, el objetivo es claro. La situación actual es completamente diferente, los 80s pasaron hace más de 25 años, la gente cambia, como músico tienes que avanzar y mejorar permanentemente… Por decirlo de alguna manera, no nos interesa vivir en nuestra gloria pasada, lo que sigue es evolución y es lógico que esto suceda.


RM: Es cierto que han pensado alguna vez en dejar de tocar "The Final Countdown"?

JN: En realidad es algo de lo que hemos hablado, pero en el fondo sabemos que nunca podremos hacerlo. Nos gusta tocar esa canción,  en vivo es mucho mejor que la versión del álbum. La producción de “The Final Countdown” estuvo pensada para el mercado estadounidense de mediados de los 80s, pero cuando hacemos hoy esos temas en los shows, les damos otro enfoque, los adaptamos a la realidad y sonido actual de la banda, para que encajen con el nuevo material, tratamos de que suenen un poco más agresivas. A veces mientras nos dirigimos hacia un show en el bus, luego de varias cervezas, empezamos a bromear y alguien grita: Mañana no vamos a tocar “TFC”!!, y todos reímos…  Pero no, nunca vamos a dejarla, la gente se volvería loca, nos arrojarían cosas y subirían al escenario para lincharnos!! (risas!!).

 


RM: Pero sería comprensible que estuvieran aburridos o cansados de hacerla cada noche…

 

JN: No, si algo no es, es justamente  aburrido, al contrario es muy divertido. La banda estuvo fuera del circuito por 12 años, yo mismo estuve sin hacerla por mucho más tiempo, desde el 86 al 2000. Para mí está bien, y cuando ves la reacción de la gente, gritando, saltando, emocionados y siendo tan felices por unos minutos, eso hace que valga la pena. Hay otras canciones que son más aburridas de hacer que TFC, te lo aseguro! (risas!!)

 
RM: Acerca del sonido de ese álbum, resultó siendo muy diferente de lo que querían originalmente?

JN: Sí, definitivamente, por lo menos de lo que yo quería. Yo hubiese preferido que sonara como suena hoy BOB y en verdad, podríamos haberlo hecho. Al momento de grabarlo, cuando sólo tenía algunas mezclas en bruto, sonaba muy distinto. Te cuento que tengo esas mezclas preliminares en casa y cuando las escucho pienso: “Guau, qué bien, sonaba seco y punzante”. Pero no era lo que estaba de moda en esos momentos y no iba a encajar en las radios norteamericanas. De hecho, la mezcla final se realizó en Estados Unidos y resultó en el disco que podemos escuchar hoy, con ecos, reverbs, la sobreproducción típica que se hacía por esos años…

 

RM: Lo cual es curioso, porque dijiste al principio que para vos los 80s fueron el peor período para la música rock, y "The Final Countdown" es un álbum emblemático en cuanto a lo que significaron los 80s…

 

JN: Totalmente, y es por esa producción de la cual te hablo. A mí no me gusta la versión oficial del disco, prefiero hacer esos temas en vivo antes que escucharlos. Lo que digo es que la mayoría de las bandas eran parte de esa movida, todas sonaban igual y hacían lo mismo, y  muy pocas pudieron demostrar algo de talento con el paso de los años.  Para mí hay un par de bandas que hicieron cosas buenas en los 80s, como AC/ DC o Van Halen. Pero lo que era popular, lo que vendía millones de discos, las bandas glam o hair metal, eso era lo que no me gustaba y aún sigue sin gustarme. Por supuesto que es una cuestión de gustos y mucha gente ama esas bandas, pero no es mi caso, y es una de las razones por las cuales dejé Europe. Yo no quería estar en una de esas bandas de carilindos para adolescentes, nunca quise ser Bon Jovi!! (risas!!!)

 

 RM: Háblanos de tu próximo álbum solista?


JN: Va a ser un álbum de rock blues, pero va a ser un poco más pesado que el último. Básicamente es hard rock blues melódico, si tuviera que definirlo. Va a ir por el mismo camino que mi anterior trabajo, estoy ansioso por terminarlo. Lo voy grabando en los huecos que me deja la banda y mi familia, sabes que tengo dos hijos, un bebé de menos de un año.  Todos los que tengan hijos chiquitos sabrán de lo que hablo, los chicos te dan mucho trabajo, estoy ocupado haciendo de papá (risas!!). Así que no tengo mucho tiempo de sentarme tranquilo a escribir y a grabar, la familia siempre es la prioridad.


RM: Es esa situación familiar inspiradora? Quiero decir, puede llegarte una idea musical mientras estás cambiando pañales?

 

JN: (risas!!!) Puede ser, porque a veces le canto mientras lo cambio para entretenerlo, qué  se yo. Cambiar pañales no es lo más agradable de hacer en el mundo, así que hay que tratar de hacer que sea divertido, y yo lo hago cantando, o pensando en un riff o en el próximo setlist de la banda!

 

 

http://www.radiometal.com/en/article/europe-for-or-against-the-80s,73515


Publicado por europefansargentina @ 22:46
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por NicoJan
Domingo, 03 de febrero de 2013 | 23:40

No te la agarres con Bon Jovi, John. Las dos bandas son grandes.