Viernes, 08 de enero de 2010


ENTREVISTA Y TAPA MIC MICHAELI


KEYBOARD PLAYER MAGAZINE (UK)


-ENERO 2010-

 



 

Mic Michaeli es el músico destacado en la edición #344 de la revista “Keyboard Player”.  Además de haber salido en la tapa, la revista trae una entrevista de varias páginas  en la cual Mic habla del último álbum de la banda, de su extensa carrera y de la inminente gira de Europe por UK. (Por Douglas McPherson).

 

Cuál es tu canción favorita de “Last Look At Eden”?

MM: Obviamente es “No Stone Unturned”, porque que tiene un gran solo de teclado!

Siendo el tecladista en una banda orientada a las guitarras, tienes que hacer algún tipo de lobby para  que los temas incluyan más de tus solos?

MM: En verdad esta vez sí lo hice, aunque me hubiese gustado que haya más, pero bueno, hay uno y eso es más de lo que había en el disco anterior! Estamos yendo en esa dirección, quizá haya  dos o tres en el próximo álbum… Ojalá!!!

No es que Michaeli se esté quejando. Siempre le gustaron las guitarras y siendo miembro de Europe por casi la mitad de su vida, este músico de 46 años claramente lo está disfrutando.

MM: Es un desafío, porque tienes que buscar la manera de hacer cosas interesantes para aportarle al sonido de la banda. En muchas de nuestras canciones, toco lo mismo que la guitarra. Después se nivela en la mezcla, pero le da un toque especial y agrega algo extra a los riffs. En nuestro caso, tenemos un sonido de guitarras bien pesado, entonces trato de encontrar aquellas canciones en el disco que no están tan "llenas" para que los teclados tengan más significado en el resultado global.  Para este disco usé muchos sonidos de cuerdas, me gustó trabajar con melodías de cuerdas que acompañaran a las líneas vocales, a veces armonizadas y otras como respondiendo a lo que Joey cantaba. En realidad, terminamos grabando con una orquesta sinfónica pero todo fue planeado antes con los teclados. 

 Acerca de cómo Europe encaró el trabajo con “Last Look At Eden”:

MM: De lo único que hablamos previamente fue de tratar de volver a nuestras raíces, a la música que escuchábamos en los ´70s, pero haciéndolo de una manera moderna, manteniendo un sonido actual.  Muchos de los riffs son setentosos.

 Con respecto a la parte compositiva,  Michaeli hace lo posible por tener protagonismo también en los créditos.

MM: Soy responsable de colaborar en la composición de tres canciones para este álbum, en el anterior fueron cinco pero va variando en cada disco. En realidad hubo una canción que al final no quedó para éste y, casualmente era una de las que llevaban mi nombre.  

Criado en los suburbios de Estocolmo, comenta acerca de su infancia:

MM: Teníamos un piano en casa y en verdad creo que me interesé por presionar las teclas y escuchar qué sonido producían desde que tuve la suficiente altura como para alcanzarlas. Ya de grande empecé a interesarme por la música un poco más y a soñar con estar en una banda.  

 


 

Su madre era cantante profesional en un coro radial, que giraba por toda Suecia.

MM: Mi padre disfrutaba de la música, pero no cantaba ni sabía tocar nada. No podría decirte que me hayan impulsado a aprender música, pero tampoco me lo impidieron. En realidad, no me obligaron a ir en ninguna dirección, simplemente eran felices con lo que me hiciera feliz a mí".

Su única formación musical, fueron las clases de piano que tomó durante un año, más a menos a los diez.

MM: Pero me sentía prisionero y lo dejé. A partir de ahí aprendí todo lo que sé de oído, jamás aprendí a leer música y no quería aprenderlo. Hubiese sido algo muy útil para este álbum, ya que podría haber escrito yo mismo las partituras para la orquesta, en lugar de tener que pagarle a otro para hacerlo!

Mic tenía 15 cuando se unió a su primera banda; inicialmente tocaba la guitarra.

MM: La mayoría de las bandas que a mí me gustaban eran basadas en las guitarras y no en los teclados. Sigue siendo así, me gustan mucho las guitarras, pero me di cuenta que era mejor tecladista que guitarrista. Por aquellos años hacíamos canciones de Status Quo, que eran bastante fáciles de hacer. Pero entonces tuve mi primer sintetizador y el resto es historia.

Su primer teclado fue un Korg Polyphonic Ensemble.

MM: A pesar de ser polifónico, era muy básico, tenía sólo unos seis sonidos pre-configurados y un banco libre en el que podías cambiar algunas cosas, pero no se podía hacer mucho. Después tuve un Yamaha monofónico, creo que era un CS 15. Tenía más perillas y más sonidos para experimentar. Nunca me gustó demasiado estar leyendo los manuales, prefiero descubrir lo que sale tocando el instrumento.

Hoy en día su set está compuesto por tres teclados.

MM: Tengo un Roland Phantom X7 que ahora voy a cambiar por el G7, y dos Nord: el Lead 3 y el Electro.  Por qué el nuevo G7?. Tiene algunas funciones que me encantan para el vivo. Por ejemplo, con el Phantom, si estás presionando un acorde y cambiás de sonido, el primero se extingue inmediatamente para dar lugar al nuevo sonido.  En cambio, con el G7 puedo cambiar al nuevo sonido y mientras mantenga el acorde presionado, sigue sonando el anterior hasta que lo suelte. Es algo que una vez consulté con Roland Escandinavia y me sorprendió enterarme que habían cambiado esa función para el modelo G7.

 Para grabar el disco también usé cosas muy vintage, como un viejo Openheimer OBX que usamos mucho para levantar los coros. Y también usé un Clavinet levemente distorsionado, que lo mezclé con las guitarras.

Michaeli también hace referencia a algunos de sus héroes.

MM: Keith Emerson definitivamente y por supuesto, Jon Lord. También me inspiró mucho un pianista sueco de jazz, que me hizo escuchar mi madre de muy chico, Jan Johannson.



 

Su consejo para los jóvenes músicos es de lo más sencillo:  

MM: Practiquen mucho, pero sólo si se divierten haciéndolo. Toquen con su banda, pero también traten de tocar con otros músicos, para que más tarde no te sea difícil tocar con otras personas y aprendes muchísimo tocando con diferentes personas.

Fue tocando con otras personas que Mic conoció al cantante Joey Tempest y al guitarrista John Norum. Ellos estaban inmersos en la predominante ola de hard rock británico, con bandas como Deep Purple, Led Zeppelin o ELO y se mantuvieron al margen de sus coterráneos, aferrándose a cantar en inglés y pensando siempre en una carrera internacional.

MM: Durante el verano había una gran movida musical en Suecia. En un lugar llamado People´s Park se hacían shows en vivo y se presentaban muchas bandas. Hubiésemos podido sobrevivir bien si nos quedábamos en Suecia, pero nuestro sueño era llevar nuestra música más allá de la frontera.  Kevin Elson fue el primer gran productor con quien trabajamos y estábamos todos muy emocionados de trabajar con él. Quiso presenciar nuestros ensayos para ya desde ahí trabajar en los arreglos, una o dos semanas antes de entrar a grabar el disco. También cuidaba mucho nuestros gastos en el estudio, lo cual fue muy considerado, ya que eso no lo beneficiaba a él en nada, sino a nosotros.

 La canción que dio nombre a ese disco se convirtió en un enorme suceso mundial en 1986 y desde entonces ha sido un himno del rock. Cómo lidió Europe con el éxito?  

MM: No creo que lo hayamos hecho demasiado bien en realidad, ya que todo pasó muy rápido y éramos muy jóvenes, fue muy grande lo que nos pasó. Por suerte no nos involucramos en drogas ni nada de eso, sí  teníamos muchas fiestas y mucho alcohol, pero al final terminamos muy bien. Pero en ese momento no tomamos conciencia de la magnitud de lo que nos estaba sucediendo.

Es por eso que aconseja a cualquiera que se encuentre de repente con un éxito tan masivo:

MM: No crean que una sola canción los va mantener en la cima para siempre. Continúen escribiendo y tengan presente que si tuvieron un hit, es porque tuvieron mucha suerte y estaban en el momento y lugar correctos. Así que si su próximo disco no es tan exitoso o tan bueno, solo sigan haciéndolo y quizá algún día, puedan lograrlo de nuevo.  

25 años más tarde, nos cuenta cómo es salir de gira hoy:

MM: Es mucho más estructurado, lo cual es muy bueno. Pasamos mucho tiempo en el camino y lo principal es encontrar algo para hacer, conectarse a Internet o leer un libro. Siempre hay muchas horas de espera y de viaje, así que tienes que encontrar la manera de pasar el tiempo sin tener que emborracharte para no aburrirte!! Por suerte somos una gran familia, muy cercanos con nuestra crew, yo suelo salir a pasear con alguno de los técnicos o mismo con alguien del grupo. La mayoría del tiempo lo pasamos muy bien.

Acerca del futuro y de hasta qué edad se ve tocando y saliendo de gira con su banda de rock, Mic afirma:  

MM: Lo dije en los ´80s y lo vuelvo a decir: mientras dure la diversión. De hecho, no la estábamos pasando muy bien en 1992 y por eso decidimos separarnos y hacer otras cosas. El show del Milenio nos reunió y hemos estado muy bien desde entonces, así que esa es mi respuesta. Seguiremos mientras estemos pasando un buen momento, esta banda nunca va a convertirse en algo sólo para hacer dinero. 





Publicado por europefansargentina @ 22:38
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios